domingo, 29 de septiembre de 2013

Dime qué bolso te gusta y te diré cómo debes llevarlo…



No hace  muchos años, los grandes diseñadores y las revistas de moda, nos enseñaron un nuevo término, que poco a poco se ha ido incorporando a nuestras vidas: “IT BAG”

Hoy no podemos salir de casa sin el bolso, se ha vuelto imprescindible con el estilo de vida actual que llevamos. Por motivos familiares o laborales, nos pasamos muchas horas al día fuera de casa y tendemos a llevar muchos de los útiles necesarios para nuestra vida diaria dentro de nuestros bolsos. Algunos llegan a pesar ¡10 kilos! Por supuesto, la gran mayoría del peso es sostenido por nuestra espalda con lo que una mala utilización puede conllevar graves consecuencias para su estructura ósea.

En muchos casos, el dolor de espalda se produce por el tipo de bolso y por la manera en que lo llevamos: el tamaño, el material, el tipo de tiras, la forma y por supuesto, el peso, son los factores que pueden producir esos dolores o incluso patologías tan molestas.

Además, el uso continuado de bolsos y mochilas, también puede afectar a otras partes del cuerpo como, por ejemplo, los hombros, los brazos y las manos porque los sobrecargamos de peso durante muchas horas.

El Dr. de Lucas nos indica unos simples ejercicios de cuello y hombros para aliviar la tensión de cargar con el bolso: ponte de pie con los brazos estirados delante de ti y luego, empújalos hacia atrás como si estuvieras remando de forma suave. Levanta tus hombros a la vez y repite diez veces para cada brazo.


Dime qué bolso te gusta y te diré cómo debes llevarlo… 

Hay muchos tipos de bolsos, pero básicamente son variaciones de los que te indicamos a continuación.

Si llevas bolsos “Tote” mucho cuidado con lo que pones dentro. Cabe muchísimo pero todo junto pesa una barbaridad. 

El Dr. Pablo de Lucas indica que lo mejor es que, si no puedes rebajar el contenido, lo lleves un rato en cada hombro y hagas  ejercicios simples de movilizar hombro o codo de forma suave.


Si usas normalmente bolsos “Satchel” sus asas cortas hacen que el peso caiga muerto sobre el hombro y la mano se sobrecargue. Si lo llevas en el antebrazo, como está de moda, entonces ten cuidado con el codo porque la sobrecarga puede desencadenar un episodio de “epicondilitis”. 

El Dr. Pablo de Lucas te recomienda que, si te gustan estos bolsos, los lleves con muy poco peso y cambiando de brazo cada 5-10 minutos.


Los bolsos bandolera, son los más usuales y muchos otros tipos de bolsos incorporan los bolsos este asa larga que va sobre el hombro. 

El Dr. Pablo de Lucas nos indica que hay que llevarlo pegado al cuerpo, sin balancearlo y que la parte del asa que descansa sobre el hombro sea un poco más ancha y acolchada. Es el mejor bolso para evitar los dolores de espalda, siempre y cuando no pese una barbaridad.


Si te gustan los clutch estás de enhorabuena porque como no cabe casi nada, no hay sobrepeso que lesione la espalda. El Dr. Pablo de Lucas nos recomienda que cambiemos de mano cada 10-15 minutos para no forzar demasiado las articulaciones.


Si lo que llevas en el bolso es a tu bebé, evita que el portabebés esté fabricado con fibras sintéticas porque su contacto con la piel del bebé pueden producir reacciones alérgicas en la piel y controla muy bien el tiempo que llevas al niño cargado. No deberías andar más de quince minutos sin parar a descansar.




Cómo llevar el bolso sin morir en el intento


Como no se puede salir de casa sin él, el Dr. Pablo de Lucas nos da unas pautas básicas para evitar los dolores de espalda y las patologías asociadas al cargar en exceso los bolsos:


Lo primero, considera los bolsos pequeños, sabemos que es difícil pero hay que intentarlo.

Lo segundo, rebaja el peso, que no supere el kilo si es posible. Opta por rellenar botecitos de muestras y nada de cargar con el secador y las planchas de pelo.

Lo tercero, cambia posiciones, cambia el bolso de hombros, brazo y manos cada cinco-diez minutos para que no nos corte la circulación de la sangre en los brazos. 

Haz los simples ejercicios que recomienda el Dr. Pablo de Lucas: movilizar el hombro o codo, de forma suave, remando de forma circular y moviendo el hombro de arriba a abajo.


Por último: considera llevar una mochila bien centrada y sujeta a la espalda si tienes que llevar mucho peso, no es muy “fashion” pero tu salud lo agradecerá.



Y recuerda “a grandes bolsos, grandes lesiones”





Doctor Pablo de Lucas

Es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid y Especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica.

Empezó su carrera como facultativo en el Hospital San Rafael de Madrid como Especialista en Traumatología  y Cirugía Ortopédica. Posteriormente, continuó su carrera en el Centro Especial Ramón y Cajal de Madrid en el Servicio de Traumatología donde continúa en la actualidad y destaca por haber desarrollado una gran experiencia en el tratamiento de enfermos politraumatizados. Ejerce también en consulta privada en el Hospital Quirón San Camilo de Madrid.

Posee un Máster en Gestión Hospitalaria por la F. Cánovas del Castillo y es autor de varios capítulos de libros sobre la especialidad y editor jefe del libro “Manual de Osteosíntesis Dinámica”, Ed Masson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario