jueves, 20 de febrero de 2014

¿Qué forma deben tener nuestras cejas?









La forma que debemos dar a nuestras cejas dependerá en gran medida de nuestro rostro, ya que son ellas las que determinarán la expresión del mismo.
 
¿Sabes cómo es tu rostro? Para averiguarlo debemos ponernos delante de un espejo y marcar los puntos de referencia y determinar qué forma tiene: "redondo, ovalado, corazón, cuadrado o alargado", y así saber qué forma es la más idónea para nuestras cejas.

 
Las cejas pueden desempeñar un papel estilizante en este óvalo juvenil generalmente, que se caracteriza por la presencia de mofletes.
Para conseguirlo, las cejas deben ser gruesas y definidas, con un arco que contrarreste el volumen de las mejillas.


 

Se dice de él que es el rostro ideal por contar con las medidas perfectas. 
De proporciones clásicas, admite cualquier tipo de cejas.
La elección de un diseño arqueado o anguloso, depende más de la forma de los ojos, que de su óvalo perfectamente simétrico.

   

También llamado de “triángulo invertido” por presentar unos pómulos prominentes, especialmente anchos respecto a la barbilla, requiere un diseño suavizado de las cejas, sin picos ni ángulo pronunciado.



 

Para estilizar esta morfología, que se caracteriza por tener el mismo volumen en la mandíbula que en la frente, se recomienda arquear las cejas, dotándolas de una forma más triangular.





De la misma manera que el cabello corto le favorece por contrarrestar su estructura longitudinal, el diseño horizontal de las cejas contribuye a acortar la percepción óptica del óvalo alargado.


 ¿Ya lo has descubierto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario