sábado, 27 de mayo de 2017

Conocéis la línea de cosméticos orgánicos JYB ?

  
Lo que inició su aventura fue un deseo: 
cuidar de nosotros mismos 
cuidando el mundo que nos rodea

Por esta razón crearon una línea de cosméticos orgánicos (bio) responsable, positiva y adaptada a nuestro estilo de vida urbano.
Tras más de cuatro años de investigación y desarrollo y miles de ideas más tarde…¡aquí están! La nueva marca de cosmética orgánica belga aterriza en España.

La línea JYB la más natural y orgánica posible, con texturas y fragancias deliciosas y, sobre todo,...¡con eficacia duradera! 


Lo que la hace diferente es su novedoso laboratorio, el cual  ha sido concebido para garantizar todas las exigencias de la cosmética orgánica, con una fabricación responsable, en pequeñas cantidades, para poder ofrecernos los productos más frescos. Los preparan en cámaras de vacío para proteger cuidadosamente sus excelentes ingredientes. Además, todos los productos JYB están envasados al vacío por lo que mantienen sus propiedades hasta 6 meses después de su apertura. 

Toda la línea JYB, realizada por un laboratorio médico, se comercializa sín ningún tipo de embalaje exterior; ofrece toda la información a la vista, sobre envases airless patentados que protegen la fórmula al cien por cien. Frente al 95% de las soluciones airless convencionales, los botes de JYB además, garantizan un aprovechamiento del producto que alcanza el 98% una vez acabado. Este dato resulta diferencial respecto al reso, que llegan como máximo al 95%.


Con un total de 10 productos, la línea JYB ofrece soluciones eficaces para reactivar y regular las funciones naturales de la piel (tanto para hombres como para mujeres). 
 
Su fase oleosa está compuesta por aceites orgánicos de origen vegetal como los de Tamanu, Argán y Espino Marino, que están considerados aceites preciosos por su elevado coste y su gran riqueza en principios activos. La fase acuosa (57% max) está constituida por agua orgánica de rosas de Bulgaria.

A pesar de su riqueza en principios activos, las fórmulas de JYB dejan una sensación aterciopelada y nada grasa sobre la piel.

Aunque los ingredientes orgánicos son mucho más potentes que los naturales o los artificiales, la inocuidad de los productos JYB hacen que su uso sea recomendable a partir de los 25 años. 


De todos ellos, he comenzado a usar el Gel de Limpieza Facialun limpiador facial suave con la piel e implacable con las impurezas. Nos Hidrata, limpia, purifica y suaviza. 

Contiene polvo de arroz, para una limpieza profunda, rosa de Bulgaria, para calmar y refrescar,  Macadamia, rica en vitamina E, para limpiar e hidratar y flor de azahar, para purificar y reequilibrar.
Debemos aplicarla  suavemente sobre el rostro húmedo, con las yemas de los dedos o con un disco o trocito de algodón. Nos damos una fina capa incluyendo la zona de los ojos y dejamos secar de 1 a 2 minutos y retirar realizando suaves movimientos circulares. Finalmente, aclaramos con agua o bien con el agua floral JYB (puedemos utilizarla a diario). 


También la Mascarilla exfoliante facial, una crema ligera que elimina impurezas y células muertas.

Purifica y suaviza por contener polvo de arroz para una limpieza profunda y rosa de Bulgaria, que calma y refresca.

Debemos aplicar una fina capa evitando la zona de los ojos. Dejamos secar de 1 a 2 minutos y retiramos realizando suaves movimientos circulares. Aclaramos con agua o con el agua floral JYB (podemos utilizarla a diario).




No hay comentarios:

Publicar un comentario