viernes, 15 de junio de 2018

Fridda Dorsch cumple 35 años, ¡Felicidades¡



Hace ya 35 años,
Ana Fridda Dorsch,
una mujer emprendedora y visionaria,
supo ver que el futuro de la dermocosmética
estaba en los activos vegetales;
formuló sus productos
con un 90% de principios activos naturales orgánicos.
 
 Y el tiempo le ha dado la razón
y esta tendencia es la que actualmente
se impone en el mundo de la cosmética.
 
¡Felicidades¡


El nombre de los Laboratorios Fridda Dorsch, no sólo se corresponde con el de su fundadora. Así se llamaba también su abuela, por la que profesaba una gran pasión y de la que heredó su amor por la naturaleza y la constante inquietud por el cuidado y la salud de la piel.




Todo empezó cuando a la propia Ana Fridda Dorsch le diagnostican una enfermedad autoinmune que le provocaba un envejecimiento prematuro en la piel. Entonces decidió estudiar con el propósito de descubrir las claves para mitigar los efectos de su dolencia. Así fue como se doctoró en Medicina Natural por la Universidad de Florida. 

En 1983, es cuando funda los Laboratorios Fridda Dorsch con un equipo de tan sólo cinco personas: ella a la cabeza, una socia, un químico, una secretaria y una vendedora. 

Al poco tiempo, Ana Fridda Dorsch, formula la primera línea de dermocosmética antienvejecimiento y regeneradora, con una extraordinaria tolerancia, apta para todo tipo de pieles, incluidas las más sensibles o con problemas dermatológicos.

Ana Fridda Dorsch también fue pionera en formular Aloe Vera en Gel, cuyos múltiples beneficios eran absolutamente desconocidos, hace 35 años, hasta el punto que en las farmacias no sabían a qué categoría de productos correspondía, si como aftersun, hidratante, aftershave o calmante. 


Hoy el legado de esta mujer ha pasado a la siguiente generación y son tres de sus hijas,  las que mantienen intactos los mismos valores y filosofía de marca de esta empresa, 100 % familiar y 100% española.

Desde su sede central en San Agustín de Guadalix (Madrid), donde están ubicados el laboratorio y la fábrica en la que se elaboran y envasan sus productos, día a día, continúan innovando e investigando, con el asesoramiento constante de un equipo de dermatólogos, farmacéuticos, y cosmetólogos, para obtener las fórmulas dermocosméticas más efectivas para la salud de la piel y, siempre, con los mejores principios activos naturales, orgánicos y biosostenibles. Esta es la razón por la que el prestigio y reconocimiento de los laboratorios Fridda Dorsch ha traspasado fronteras. 


Hoy sus productos se venden en mercados tan exigentes como Italia, Suiza, Rumanía, Alemania, EEUU, México, China o Africa.

"Cosmética, Ética, Activa", son las palabras que mejor definen el carácter emprendedor y comprometido de estos laboratorios, desde su fundación. Todos sus tratamientos, tanto corporales, faciales como capilares, están desarrollados con principios activos naturales, orgánicos y biosostenibles para que la piel obtenga sus máximos beneficios, al tiempo que son respetuosos con el entorno, evitando el uso de sustancias con posible efecto nocivo, tanto para la salud como para el medio ambiente.




Es un orgullo que una empresa española
 y guiada por mujeres
 llegue tan alto;
y con estos valores que la hacen grande.
 ¡Enhorabuena¡




No hay comentarios:

Publicar un comentario